Qué és la arquitectura ecológica

La arquitectura ecológica, también llamada arquitectura verde, se basa en la construcción de edificios y estructuras mediante métodos que respetan el medio ambiente.

Para conseguir este propósito se tienen en cuenta los siguientes factores:

• El lugar donde se va a realizar la construcción tiene que ser estudiado exhaustivamente para ver si reúne las condiciones óptimas. La construcción tiene que suponer un impacto mínimo en cuanto a la destrucción del entorno.
• Los materiales de construcción, la maquinaria y las energías utilizadas no deben alterar la naturaleza de los alrededores.
• La gestión de la obra debe ser eficiente: el uso del agua y energía, las reparaciones, demoliciones, restructuraciones así como la gestión de los desechos deben estar comprometidos con la causa.
En qué se diferencia la arquitectura ecológica de otros tipos de arquitectura

 

arquitectura ecologica
En el mundo de la construcción hay diferentes tipos de arquitectura, cada una con sus características. La ecológica, también llamada bioconstrucción, tiene las siguientes:

Estudio del clima: Persiguiendo el objetivo que vimos al principio del artículo (ser respetuoso con el medio ambiente en todos los sentidos), la arquitectura ecológica requiere de un estudio previo del clima para optimizar iluminación, ventilación y energía solar.
Hacer uso en la medida de lo posible de energías renovables. Utilizar placas y calentadores solares, generadores eólicos y sistemas de cogeneración son entre otras, las principales fuentes de abastecimiento de este tipo de construcciones.
Uso de materiales reciclados o provenientes de la zona. La bioconstrucción intenta utilizar materiales de los alrededores por varias razones: Necesitamos menos energía para su obtención, reducimos el impacto ambiental (menos contaminación, gasto de combustibles) y normalmente necesitamos un menor gasto económico.
El factor social debe estar muy presente, tal y como vimos en la arquitectura sostenible uno de los pilares fundamentales es el social. Los trabajadores involucrados deben tener seguridad a la hora de trabajar, y no solo eso, sino que se intentará que los materiales utilizados no perjudiquen la salud a largo plazo de los futuros habitantes.